Valle Redondo, productora de jugos, vinos y sidras de las marcas California, Cuatro Soles y Sonrisa, lanzó al mercado D-Vino, un vino tinto y rosado empacado en envase tetra pack de 330 mililitros, que a la fecha aporta 60 por ciento de sus ventas de la bebida espirituosa, cuando hace cinco años participaba con 40 por ciento.

“El 60 por ciento del vino que vendemos es en tetra pack, prácticamente ha vendido ganándole participación al vidrio, esto cambió hace un par de años, la gente empezó a ver la practicidad, es un vino que se usa mucho para gastronomía, abrir y cerrar”, relató Alejandro Cetto, director de Valle Redondo.

Con la entrada de D-Vino a su portafolio apuestan a que sus ventas crezcan 5 puntos porcentuales tan solo en este 2020, debido a que es un producto que ayuda a ampliar el consumo del vino sin robarle mercado a alguna otra marca.

“Lanzamos al mercado la primera producción de 15 mil cajas de cada sku (vino rosado y vino tinto), un total de 30 mil cajas, esperamos que para el primer trimestre de 2020 ya estemos en todos los anaqueles”, mencionó Cetto.

De acuerdo con el Consejo Mexicano Vitivinícola, en el país se consumen 120 millones de litros de la bebida de uva fermentada al año, y en promedio tres de cada 10 botellas son de vino nacional.

Cetto reveló que en el mediano plazo contemplan exportar D-Vino a Centroamérica, Sudamérica, Estados Unidos y Canadá.

Valle Redondo cuenta con tres plantas de producción en Zacatecas, Chihuahua y Aguascalientes. Salud.

Vaya ejemplo el que ponga esta planta cervecera en sus nuevas instalaciones de Baja California. En medio de la polémica por la falta de agua en Mexicali, la empresa que construye su planta en esa ciudad fronteriza ha anunciado que usará solo siete millones de metros cúbicos anuales frente a los 10 millones que usará su competencia o los 252 millones que usa una empresa empacadora de carne. El monto que será empleado equivale a 2.6 por ciento de los recursos hídricos que utilizan las empresas de la entidad, pero en contraste, implicará una inversión de mil 600 millones de dólares y la creación de 3 mil 200 nuevos empleos directos e indirectos.

Enero es considerado uno de los meses más difíciles para las familias, debido a los altos gastos que se realizan en diciembre y por los ajustes a precios en productos y servicios que hay a inicio de año.

En medio de esta situación, Airbnb, que en México lleva Ángel Terral, aseguró que la plataforma representa una opción para obtener ingresos adicionales, esto si se toma en cuenta que el precio promedio por noche que obtienen los anfitriones de la empresa es de mil 500 pesos.

La empresa nos contó que en un año cerca de 5 millones de turistas se hospedaron en alguno de los espacios ofrecidos por la plataforma en el país.

Si le preocupa la seguridad de las personas, la de su alojamiento y sus pertenencias, Airbnb asegura que cuenta con protección de daños a la propiedad y un seguro contra accidentes, además de un seguro de responsabilidad civil por un valor de un millón de dólares cada uno y servicio al usuario las 24 horas, entre otros beneficios. ¿Se anima?